Aprendiendoaescribir's Weblog

Archive for diciembre 2009

There’s only us

There’s only this

Forget regret

Or life is yours to miss

No other road

No other way

No day but today

 

POR QUE EL 2010 TRAIGA MÁS HISTORIAS, GANAS Y TALENTO PARA CONTARLAS. ¡FELIZ AÑO NUEVO!

Etiquetas: ,

Después de dedicarme al difícil y poco estudiado arte de no hacer nada en todo el día, la tarde de nochebuena se consagra, como todos los años, a tomar café con los amigos. Y quien dice café dice Baileys o cañas… Ver a todo el mundo, empezar a tirarnos de los pelos (¿¿de qué nos disfrazamos en Nochevieja??/¿De eso?/¿Y cómo?/¿Y de dónde lo vamos a sacar?). Brindar por la Navidad, porque estamos juntos, porque los devenires históricos y culturales de occidente nos han dado la excusa perfecta para disfrutar de la compañía de nuestra gente y desaprovecharla es de idiotas.

La supuesta noche de paz se tiñe de toledana. Empacho, demasiado para cenar. Siempre me olvido de la segunda parte de estos partidos culinarios de un año para otro. Sueño con pavo relleno, no es agradable. Pero el estómago me da una tregua y el 25 amanece soleado, sin cierzo y mi padre y mi hermana tienen ganas de dar  un paseo. El Ebro está precioso, inspeccionamos los trozos de ribera que no estaban abiertos cuando Aitana y yo nos marchamos. Siempre por la margen izquierda, nuestra margen, que es en la que da el sol por la mañana. Hablamos de cine, de arte, de los regalos de la noche anterior (triunfo absoluto, ese romancero gitano). Mi hermana y mi padre exponen sus conocimientos. Yo me dedico a hacer comentarios pseudojocosos y chistes malos (¿Que han remodelado unas aceras al lado del puente de Piedra? «Aceras de nuestros padres»). Y cogemos una bici. Me adelanto y me pongo a dar vueltas por el puente de Hierro hasta que llegan ellos. Echamos de menos a mi madre, que se  ha quedado en casa con mi abuelo y a cargo del festín de hoy. Lo compartimos con mis tíos y mis primos, instituteros ambos. Andrés ha tenido el primer suspenso de su vida (Matemáticas. Este chico es mejor en Letras, pero no quiero insistirle), mi tío lo lleva peor que él. Inés ha entrado en la fase soypreadolescente-habloconmonosílabos. Cómo se nota que está en familia.

Y vuelta a salir. ¿Hacemos cena de Navidad? ¡Sí! ¡Hagámosla! Y luego subámonos a un avión y tirémonos uno por uno sobre los cinco continentes. Dejemos los planes nucleares de Mahmud Ahmadineyad a la altura del betún. Empezamos tomando algo y después… ¡Al bingo! No me digas que no hay nada más triste que lo tuyo, porque siempre puedes acabar jugando al bingo extremo-navideño con tus amigos mientras hacéis un círculo de energía positiva  a ver si os toca el Bingo Plus (que son 500 euros!!) y te entra un ataque de risa con el primer cartón. Ni una mísera línea. Menos mal que Alberto es un artista de incógnito y versiona magistralmente el Pero mira cómo beben:

El Flo está en la piiiiista

cantando Manu Tenoooorio

pero le salen aguuuuudos

porque lleva el suspensoooorio.

Pero mira cómo bebe el Edu en la disco

pero mira cómo bebe hasta quedarse bizco!!

 

¿Máquina? ¿Piedra? ¿Planta? Posiblemente, «animalicos». Porque aún nos queda ánimo para una cenilla de picoteo y para empezar con las cervezas. Tras salir del bar y recoger a Javi, damos vueltas y por fin nos decidimos por ir al Pulp (gracias Isra!!). Pinchan poperadas indie que Bea no conoce, pero baila como una campeona. Javi y yo sacamos el singuestar que llevamos dentro y el Señor Dejota se porta, evolucionando hacia funky y clásicos ochenteros. Suena «Embrujada», Pili se vuelve loca. Todos le rogamos por enésima vez a Alberto que vaya de Tino Casal en nochevieja. Con «All the single ladies», Pili nos deleita con su memoria coreográfica y yo hago una nota mental para no olvidar enseñarle cierta escena de Glee . Llega Will, seguimos baila que te baila, pero terminamos yendo al Urano. Ni rastro de house, hoy es «Noche de Divas». Sé que bailo Lady Gaga en una de las columnas del bar como si fuera una barra americana. No me acuerdo de mucho más, pero al día siguiente tengo las palmas de las manos llenas de pintura plateada.

El sábado será otro día, con otra cena , esta vez con mis niños de la uni, los que emigramos a Madrid y los que han emigrado  a otros países (Esa Bea, Belindica!!) y con tristes ausencias muy destacadas (Rei-rei convaleciente, Blanca desaparecida, Rebeca llena-eres-de-virus). Más comida, más alcohol, más salir. Tienes la sensación de que consagras tu tiempo a lo más importante, que no es precisamente hedonizar(se) a las masas  Maryann-style , sino compartir, contar, escuchar y disfrutar de la compañía de la gente a la que más quieres. Porque la Navidad es una especie de Señor Burns recién maqueado, que nos trae paz, amor y reverberaciones fosforescentes.

Merry No-Navidad!!

Anuncio publicitario

Querido Yo del Futuro:

Estoy un poco harto de Alaska. Aquí el invierno es mucho más duro que en Welton Academy, hace meses que no encuentro ni una mísera pepita de oro y Colmillo Blanco lleva unos días muy raro, no hace mas que intentar montar cualquier cosa que no oponga resistencia: mi almohada, los troncos de los árboles, la chupa de cuero que me regaló Lelaina. Si tuviera hijos, saldrían unos cachorros muy raros.

Estoy pensando en cruzar el charco. Tengo una novia en España que está haciendo un máster y podría ser un viaje interesante. En realidad creo que me va a dejar, pero si lo hace siempre puedo cambiar el vuelo y salir desde Viena. ¿Quién sabe? A lo mejor conozco a alguna francesa guarrona en el tren y saco ideas para escribir mi primera novela… Ya te contaré. Te dejo, tengo a un jefe indio aporreando la puerta. Por lo visto Colmillo quería procrear con uno de sus tótems. ¡Qué pereza de mascota!

 

Saludos afectuosos desde el pasado,

 

Ethan Hawke.

Sentada frente a las cartas, escuchó las palabras de la adivina:

– La dialéctica cósmica atraerá crecientemente a las fuerzas del sexo opuesto este fin de semana.

Entonces miró al cielo y se percató de que aquellas manchas negras que volaban en círculo no eran buitres.

Etiquetas:

Los vestidos de verano se han quedado mudos en el armario. Los zapatos  se ensucian a velocidad de vértigo en las ciudades grandes y  no hay manera de terminar de calentarse los pies.

Anoche, una sensación familiar pero extraña en este lugar: el rugir del viento. Y por la mañana, todo está blanco. Y hay que salir a la calle. Y una parte de ti tiene ganas de hacerse un ovillo y mandar todo a la mierda, pero otra se siente un poco como este señor:

 

Etiquetas:

«¿Encontraría a la Maga?» Muchas de las mejores historias empiezan con una pregunta. La mía con Cortázar empezó a los diecialgo, con su novela corta  El Perseguidor en una de estas ediciones que vendían por 100 pesetas. A mí, que el jazz me entra por un oído y me sale por el otro, me fascinaron esas descripciones de decadencia marginal, de amor y adicción puros al arte y a la necesidad de crear, de expresar. Alguna lágrima con mala leche todavía se atreve a asomarse cada vez que leo cómo Johnny Cárter percibe el tiempo.

Después vinieron los relatos, en esa época me tenía más alucinada que nunca y fue por eso que compré Rayuela en una edición hiperdocumentada y académica, brindada por Cátedra. 5 libras con 5 peniques en la librería de Byras Road donde iba de voluntaria por las mañanas.  Y cuatro años más tarde, hace una semana,  me dio por empezarla.

Es una novela cuyas palabras nutren. Te atrapa y fabrica atmósferas que son catedrales con cimientos argumentales de pura arena, casi se disuelven frente  a la fuerza evocadora de un discurso empachado de referencias culturales, frente a la incierta y a veces triste realidad de los personajes.

Rayuela es más que un libro, es una cueva oscura y cálida en la que refugiarse cuando no te gusta la que está cayendo ahí fuera. Gracias, Cortázar. ¿Encontrará Oliveira a la Maga? Pues en esas andamos…

… O cómo los chicos de Riot Cinema (creadores e impulsores de El Cosmonauta), se suman a las protestas de mañana por la tarde no sólo con su presencia, sino también con este bonito banner:

 

 

Ah, está licenciado bajo dominio público. Para copiarlo, compartirlo, haceros unas bragas con él o cualquier cosas que se os ocurra. 

Y un clásico de despedida:

 

 

NOTA: Yo iba a hacer un post sobre la Yoli de Física o Química, porque ha dirigido su propio corto en la serie: «Amor poligonero». Pero la realidad me golpea one more time (como a Lars) y me veo irremediablemente abocada a postear sobre lo que sigue.

Iniciativas hay para todos los gustos. Esta noche, con todos ustedes… ¡La de Violeta y Javi! Becarios de publicidad online que (snif, snif) se irán a vivir juntos en breve.

Érase una vez una rubia muy rubia  (natural), que conoció a un tal Javi en una fiesta de Halloween. Ella iba disfrazada de Guerrero Luna y él, como es un soso,  de nada. Durante aquella noche su amor fue creciendo a medida que desaparecía el papel pinocho azul de la falda de Violeta. El resto es una bella  historia de tres años que llega hasta el momento de su amancebamiento. Aunque a su nidito de amor  le falta una rama: la tele. 

Así que lectores internautas desinteresados, échenle un vistazo a esto…

 

 

Y luego, pasen y lean:

http://compranoslatele.es/

 

Efectivamente, la parejita feliz  han puesto sus conocimientos de las nuevas tecnologías, su jeta y las enseñanzas de la sapientísima Lola Flores («Si cada español me da una peseta…») al servicio de una empresa tan noble como cualquier otra. Porque si no quieres, no donas. Pero total, sólo es un «ebro»… Y hay tantas películas de ciencia ficción que la Rubia aún no ha visto, tantos capítulos de Física o Química con los que Javi tiene todavía que deleitarse…  Y aunque me duela en el alma, actualmente no están en posición de darme sobrinicos y ya se sabe que lo de tener tele ayuda mucho a evitar estas cosas.

Además, con tu euro tienes derecho a  tantas sesiones de zapping como quieras. Eso sí,  Violeta ya se ha puesto en plan Chiquito y le ha dicho al aparatejo: «Si quieren verte, que vengan a la cacha«. Habrá que ir, pues.


diciembre 2009
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Teasing and braiding can, like any craft, be learned. But as to determining which episodes hold promise (as oysters hold pearls), it is not without justice that this art is called divining.

PARTIDA DE NACIMIENTO