Aprendiendoaescribir's Weblog

Posts Tagged ‘Buenafuente

Soy una chica fácil, lo reconozco.  Me río con (casi) cualquier cosa, pero me gusta pensar que esto de ser una laugh-slut (guionistas de Cómo conocí a vuestra madre, gracias por acuñar este término grande, grande) más que volverme una espectadora sin cerebro me convierte en un ente predispuesto a disfrutar de los miles de matices que ofrece esa gran arma de construcción masiva: EL HUMOR. Por eso admiro a la gente como esta:

Sus programas podrán gustar más o menos, pero es verdad que Andreu y su equipo (delante y detrás de las cámaras) se esfuerzan por hacer reír. Y muchas veces funciona.

Minuto 1:20

Y lo más importante, ¿existe sangre de Satán en polvo, como el Tang? Sangre de Sa-Tang.

Mi amor por este juego de palabras es completamente subjetivo, pero me fascina que algo pueda resultar tan tonto y efectivo al mismo tiempo.  A partir de ahora, la sangre de Sa-Tang va a ser a mis cócteles lo que el perjil a la cocina de Arguiñano. Sólo con esto, Buenafuente ya se me ha ganado para los 5:23 minutos restantes. Y le perdono hasta que en su boca los hechizos “surjan” efecto.

Entrevista a Andreu Buenafuente en vertele.com:

“Quizás soy un poco tonto o un poco romántico, pero todavía creo en una tele en la que tú aportas algo y vas a mejorar la ya existente, con un cierto compromiso, para mí esto es un arte, pero veo que para otros no, para otros es un ‘fast food’, un aquí te pillo aquí te mato… Llega un momento que por cansina, ya es irritante.”

Fuente: http://vertele.com/noticias/detail.php?id=24259

Venid conmigo. Sé que me parezco a Flipy, pero no huelo mal, de verdad...

Venid conmigo. Sé que me parezco a Flipy, pero no huelo mal, de verdad...

Qué penita me da Berto. Ayer se estrenó por fin su tan anunciado programa y hasta yo, que no me esperaba nada del otro mundo, quedé bastante decepcionada. De todas formas, en eso se habían cubierto las espaldas con una promo que dejaba a tu juicio la decisión de si el programa iba a ser una mierda o el nuevo Buenafuente. Pero ay, a los diez minutos de programa hasta los más tontos nos dimos cuenta de que la razón de semejantes promos no era otra que crear falsa expectación donde no había nada que esperar. Y es que El programa de Berto no falla por su presentador, un tipo simpático y con muchas tablas (como demostró con creces durante la estupenda actuación musical), tampoco por sus chistes, normalitos tirando a buenos en su mayoría (ese perro apuñalador…), ni mucho menos por su factura técnica (sofisticación made in El Terrat). Es algo mucho peor.  El programa de Berto está malito, tiene un defecto de nacimiento que hace peligrar seriamente  su existencia: no tiene estructura. Hasta yo me dí cuenta de que el programa está planificado como un monólogo salpicado de sketches, todo en tono de humor. Y aquí empieza el problema, porque con este planteamiento se puede resolver una sección de un programa (como ya hacen en Buenafuente) o realizar un miniespacio de humor de, no sé, unos diez minutos como mucho. Pero no puedes enfrentarte a una hora de televisión, con todo lo que eso supone, con semejante propuesta cogida con alfileres. Para empezar,  falta una separación clara entre las diferentes secciones. ¿Por qué? Muy fácil, porque no las hay. Todo es un continuo soliloquio del presentador en el que de vez en cuando meten escenitas cómicas para que el espectador no tenga la impresión de que está viendo todo el rato lo mismo.  Pero el espectador no es tonto y, como ya he dicho, creo que es incapaz de aguantar un ritmo narrativo que empieza a decaer a los cinco minutos (como pasa con cualquier monólogo, precisamente por eso son de corta duración).

 Además, Berto es presentador, conductor y figura central en torno a la que gira el programa así que, por si teníamos poco Berto, además de ser el monologuista también participa en los sketches. Y eso, por muy grande que uno tenga la naríz o el ego, tiene que acabar quemando. Este chico necesita algún contrapunto ya.  Andreu tiene sus entrevistas y a  sus estupendos colaboradores (entre los que se cuenta el genial Berto). El plató de El Follonero es el planeta Tierra, con la infinidad de posibilidades que ésto implica. Ambos presentadores cuentan con  una amplia variedad de elementos con los que interactuar y de esta forma, ayudar a que el programa fluya con el ritmo adecuado. Pero Berto está solico y su programa se desmorona.  La carencia de un concepto claro y una estructura acorde  hacen que se desluzca por completo un guión con muy buenas intenciones, así como el enorme talento del señor Romero.  Y es una pena, porque él ha demostrado de sobra que en las circunstancias adecuadas es un tío de lo más divertido.


julio 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Teasing and braiding can, like any craft, be learned. But as to determining which episodes hold promise (as oysters hold pearls), it is not without justice that this art is called divining.

PARTIDA DE NACIMIENTO