Aprendiendoaescribir's Weblog

Archive for the ‘cajón de ideas’ Category

Libérate del tedio (sub)urbano, del “decaimiento”. Recupera la movilidad de todas tus extremidades, la agudeza visual y el sentido del olfato. Revive el significado de las cosas. Salta desde una señal de tráfico, baila con un minicontenedor de basura, abraza un árbol, mea entre dos coches en la calle… En resumen, confunde a un gato.

Y tú, have you confused your cat yet?

Etiquetas:

No tengo que dejar atrás lo que más quiero.

De mis raíces salió un árbol y se dejó crecer lianas encima. Con ellas viajo siempre de un sitio a otro. De mi árbol cayeron semillas y el viento las esparció por todas partes. De ellas nacieron otros árboles entre los que apoyo puentes que me cruzan de un lugar a otro. Las copas de mi bosque atrajeron con su sed a las tormentas y la tierra les hizo un agujero en el que reposar. Con mi barca de madera remo siempre hacia delante en este lago. A veces tengo miedo, pero la voluntad es más fuerte.

 

Después de meses desencantada con la tele, mi primer post en más de un mes va sobre… FURGOOOL! Y sólo he visto el segundo tiempo de la final. Esa ha sido toda mi experiencia como espectadora de un mundial que he disfrutado en la calle, en las terrazas, escuchando a la afición retransmitir los partidos con sus gritos de “goool”, sus suspiros, sus “nooo”, sus “uy” y sus gestos.  Al final, lo que cuenta es cómo lo vives. ¡Paul para todos!

Sé que volveré.

Barcelona es la ciudad de mis sueños adolescentes. Cuando creía que Zaragoza era un agujero negro para cualquier cosa que desprendiera un leve hedor cultureta, Barcelona era el objetivo, era la tierra firme que quiere pisar Ariel. Luego conseguí mi par de piernas y me dí cuenta de que me interesaba ver “más, mucho más”, aunque Barcelona siempre seguirá ahí con sus recuerdos: viajes con mis padres, con el cole, la segunda ciudad grande de mi vida (Paris, Paris, estás lejos de aquí). Las visitas a mi hermana cuando empezó la carrera, mi tía abuela Leonor, que vivía detrás de la Boquería, los conciertos a los que iba cuando estaba en la uni y, por último, aquella comida estupenda con los compañeros guionistas. Tos, jarabe de Fernet y un camarero que nos miraba mal en el Raval… He vuelto demasiadas veces con gripe de esa ciudad.

Pero hoy no. Este último viaje ha sido diferente. Relax, aprovechar que me alojaba en la Barceloneta,en buena compañía. Playa y piscina. Ayer Àngels me llevó por el Gótico. Antes yo me había puesto mi disfraz de turista y me había  paseado hasta la plaza de la Catedral, donde me encontré a varios grupos de jubilados bailando sardanas. Como los círculos del maíz pero con un pasito a la izquierda, otro a la derecha, un saltito. Todos con la cabeza bien alta. Qué majos y qué divertidos, aunque la sardana tenga la cualidad de traspasar mi umbral de paciencia musical cual house folclórico.

Seguía con el disfraz intacto y entonces me encontré con mi amiga, que me arrastró como un torbellino por calles apestadas de visitantes. “Esto se ha convertido en Port Aventura”. Àngels no paraba de repetirlo, con una agudeza y un humor ácido que me consta que no están recibiendo el trato que se merecen últimamente (a los culpables, mi más sentida pedorreta y una sentencia: “vosotros os lo perdéis”). Pero mi guía, mi  conejo de Alicia made in Sabadell, se conoce el Gótico como la palma de su mano y me llevó a tomar el té de las ocho y luego a por unos combinados que deberían llamarse “despiertamonjas”. Hablamos de cien cosas, aunque en la orden del día figuraban unas dos mil. Cerramos en alto, con que me devolvería la visita.  Por la noche, cena con mi hermana y un mojito.

Y la guinda de mi viaje, haber contado con la compañía de un libro que ya visité antes, en otros lugares. Esta obra maestra:

‘Family’, I say. Grandma invented this family. She put it together out of wathever came to hand- a stray pair of orphaned babes, a ragamuffin in a flat cap. She created it by sheer force of personality.

Los viajes son el alimento del peregrino circunstancial y repetir es el placer más goloso.

Soy una chica fácil, lo reconozco.  Me río con (casi) cualquier cosa, pero me gusta pensar que esto de ser una laugh-slut (guionistas de Cómo conocí a vuestra madre, gracias por acuñar este término grande, grande) más que volverme una espectadora sin cerebro me convierte en un ente predispuesto a disfrutar de los miles de matices que ofrece esa gran arma de construcción masiva: EL HUMOR. Por eso admiro a la gente como esta:

Sus programas podrán gustar más o menos, pero es verdad que Andreu y su equipo (delante y detrás de las cámaras) se esfuerzan por hacer reír. Y muchas veces funciona.

Minuto 1:20

Y lo más importante, ¿existe sangre de Satán en polvo, como el Tang? Sangre de Sa-Tang.

Mi amor por este juego de palabras es completamente subjetivo, pero me fascina que algo pueda resultar tan tonto y efectivo al mismo tiempo.  A partir de ahora, la sangre de Sa-Tang va a ser a mis cócteles lo que el perjil a la cocina de Arguiñano. Sólo con esto, Buenafuente ya se me ha ganado para los 5:23 minutos restantes. Y le perdono hasta que en su boca los hechizos “surjan” efecto.

Burla, burlando, van dos años blogueando.

Dos primaveras atrás el pequeño alien que llevo dentro sacó la uñaca, rajó mi cráneo (llevaba mucho tiempo dejándosela larga con este propósito), asomó lo que él llama cabeza, escupió en plan santero a la pantalla de mi ordenador  y pronunció las siguientes palabras: “Escribe. No te arrepentirás”. Y después me pidió el pintalabios, porque tenía una fiesta de besos.

Veinticuatro meses más tarde, recuerdo aquel suceso como si fuera ayer y no me arrepiento ni un solo día:

1-Porque en aquella fiesta mi alien ligó como en su vida (el rojo pasión le sentaba de muerte y resaltaba sus bellas fauces).

2-Porque este pequeño monstruito llamado “Aprendiendo a escribir” crece fuerte, con sanas desviaciones y además de cumplir años, cumple otras muchas cosas.

Y se codea con la crème de la crème brûlée, como demuestra esta preciosa felicitación.

Y que cuuumpla muuchos máaas…  Gracias a todos 🙂

PD: La tarta la ha hecho Mafalda. Comed y seréis más sabios.

Etiquetas:

Voici donc la phénoménologie: un monologue solitaire et sans fin de la conscience avec elle-même, un autisme pur et dur qu’aucun vrai chat n’importune jamais.

Muriel Barbery, L’élegance du hérisson.


julio 2017
L M X J V S D
« Oct    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Teasing and braiding can, like any craft, be learned. But as to determining which episodes hold promise (as oysters hold pearls), it is not without justice that this art is called divining.

PARTIDA DE NACIMIENTO